Tutorial Galletas de Fondant

jueves, 27 de febrero de 2014

Buenas tardes a todos!

Tengo varias cosas que quiero contaros, las tengo acumuladas y os las iré contando en las próximas entradas.

Como os decía en mi última entrada, antes de irme a Madrid realicé un curso de tartas con bordes perfectos. Lo hice con Sílvia, de Noma Cake's, y sólo éramos dos en el curso, así que pudimos aprovechar al máximo. Sílvia es la autora del blog Equilibra't y Noma Cake's y recomiendo que lo sigáis si lo que quereis son recetas sabrosas, naturales y espectaculares. También podéis encontrarla en Facebook, donde os tendrá al día de todas sus andaduras culinarias.

Tarta con bordes perfectos

Detalle de los conejitos modelados (las figuritas endurecen y se pueden conservar)

Detalle del borde


Y ahora sí, el tutorial para decorar galletas con fondant. En este caso, los motivos son de bebé, nos pueden servir para un bautizo, un baby shower o para regalar cuando nace un bebé. Comparado con la glasa real, decorar con fondant es fácil pues no se requiere tanta precisión, y limpio, no es necesario hacer la mezcla de glasa, licuarla y teñirla.

Galletas decoradas con fondant

Ingredientes / Utensilios

  • Galletas para decorar (yo utilizo esta receta de Postreadicción, si no tengo ningún encargo suelo hacer media receta).
Galletas horneadas

  • Cortadores de galletas como estos, expulsores con texturizador (con ellos cortaremos las galletas y el fondant y también marcaremos el dibujo). 
Mis cortadores son de Cookies Paradise

  • Y además podemos ayudarnos de todas las decoraciones que encontremos (en tienas especializadas o en supermercados).


Utensilios varios, no hace falta tenerlos todos!

  1. Fondant de colores
  2. Pinzas para colocar con precisión las decoraciones
  3. Decoración comestible, perlas, sprinkles con formas...
  4. Cuchillo afilado o bisturí para fondant
  5. Colorantes para teñir fondant si no tenemos el color (con estos colorantes, diluidos, también podemos pintar el fondant)
  6. Purpurinas y brillos
  7. Cortadores para detalles
  8. Pincel para aplicar los colorantes en polvo y los brillos
  9. Colorantes en polvo para dar color, sombras, relieves


Preparación / Pasos

  • Estiramos el fondant con un rodillo (podemos espolvorear con un poco de maicena si vemos que se pega mucho a la superfície), con el cortador de galletas, presionamos en el fondant y movemos el cortador hacia los lados para despegar el fondant. Presionamos el texturizador para que la galleta quede marcada.


Presionamos el cortador, lo movemos para despegar y presionamos el texturizador
El fondant quedará cortado y marcado

  • Para usar dos o más colores de fondant en una misma galleta, cortamos con un cuchillo afilado el trozo de fondant que vamos a subsituir por otro color. Estiramos el fondant del nuevo color y volvemos a cortar la forma. Cortamos con un cuchillo afilado el trozo que vamos a usar. 

Cortamos la parte de arriba del biberón y la marcamos y cortamos en otro color

  • Para pegar el fondant a la galleta yo uso piping-gel (porque así me enseñó Roser de Cookies Paradise), pero también puede hacerse con agua. Con un pincel, untamos toda la superfície. 

Aplicamos piping-gel o agua en toda la galleta

  • Y, a continuación, pegamos los trozos de fondant a la galleta encajándolos como si fuera solamente un trozo. 

Pegamos el fondant

  • Ahora viene lo más divertido: decorar! Yo he usado colorantes en polvo para hacer sombras en los pliegues. 

Aplicamos color a los pliegues y huecos para crear sombras

  • Y con cortadores pequeños he realizado detalles que se pueden pegar con pegamento comestible o agua. 

Cortamos pequeños detalles y los pegamos

  • Para el cochecito, también he utilizado pintura metálica en las ruedas y perlas comestibles plateadas.

Las perlas se pueden encontrar en supermercados

  • Y, por último, si queréis personalizar totalmente vuestras galletas, podéis marcar el nombre con un sencillo kit cuando el fondant todavía está blando. 

Recordad que el nombre debe escribirse al revés para que se marque correctamente!

  • Ya sólo nos queda ponerlas en una caja bonita o unas bolsitas de celofán para regalar un detalle de lo más original y personalizado! 

Presentación final de las galletas

A qué no es tan difícil decorar con fondant? Sólo hace falta paciencia y creatividad! Que no, no hace falta que os compréis todos los utensilios! Empezad por lo más básico y rebuscad en casa, seguro que tenéis cosas que os pueden servir para marcar texturas, cortar formas...

Un beso, 

Naroa Castro

Perdida entre cursos

miércoles, 19 de febrero de 2014

Hoy voy a confesarme: estoy enamorada.

Es dulce, de líneas finas y delicadas, esbelta, imponente... perfecta. Estoy enamorada de mi tarta de boda (que no es que haya boda, solo es el estilo de la tarta). Fue poco a poco, primero no lo veía claro, los dos pisos, que se aguantaran sin hundirse, la capa de fondant, hacer mi primera flor, las decoraciones en glasa real. Cada vez me gustaba más y, sin darme cuenta, ahí estaba, mi tarta terminada!

 Todo pasó en el taller de Alma's Cupcakes, en Madrid. Tenía mi curso des de Diciembre. Cuando salieron dudé un momento, pero lo compré pensando en lo que pasa siempre con los cursos de Alma Obregón: vuelan! No puedo arrepentirme lo más mínimo de haberme ido hasta Madrid. Pagas un curso pero te llevas mucho más: técnicas nuevas, una experiencia, un día maravilloso, conocer a gente nueva, compartir tu pasión...

Todo ha ido sobre ruedas, todas las dudas que tengas antes del curso te las responde Mavi, (mamá, pinche, una mujer encantadora). Luego llegas al taller y ya te espera Alma, con su mega sonrisa imborrable. Ella es una "cabecita loca llena de proyectos andante". Una chica joven, entusiasta, que ha llegado donde está trabajando (¿alguien cree que se lo han regalado?), es simpática, agradable y una gran persona. Siempre está volcada en proyectos sociales, ayudando, preocupada por aquellas personas más desfavorecidas, por aquellas enfermedades menos conocidas, gran amante de los animales. Es una persona sencilla, cercana... podría seguir, pero espero que mis palabras hayan despejado las dudas que muchas personas tienen sobre ella (totalmente preconcebidas) y que me habían hecho llegar antes de mi viaje a Madrid.

Cabe decir, que ya había coincidido con Alma en tres firmas de libros en Barcelona. Y cuando una persona llega corriendo, con el pelo mojado, las zapatillas de correr colgando en la mochila... porque sabe que tiene una cola de gente esperándola, ya dice mucho. Y que se acuerde de mi gata Muffin, lo dice todo!

Sí, sí, lo admito. También fui porque me hacía ilusión. Y porque la primera vez que entré en su blog sacaba fotos de sus cupcakes en la ventana de su apartamento en Alemania (no sé cómo llegue a él) pero podéis ver un ejemplo aquí de como ha cambiado su trabajo hasta ahora. Pero fui, sobretodo, porque creo que es bueno trabajar con diferentes profesores, sus distintas técnicas, sus maneras de explicar... y que tu cojas de ellos aquello que más se adapte a ti para que poco a poco tengas tu propia forma de trabajar.

Ahora os voy a contar un poco lo que hicimos en el curso, a ver si así os animáis a ir! En este tipo de cursos, no se hornea el bizcocho, ya te lo dan hecho, porque sino, no habría tiempo. Primero hicimos 3 buttercream (chocolate, galleta maría y avellana) y también preparamos el almíbar.

Las tres pink ladies trabajando


Nivelamos los bizcochos, los pintamos con almíbar y los rellenamos y cubrimos con buttercream (yo usé los tres, veremos como sabe el mejunje!). A continuación lo refrigeramos y cubrimos nuestras bases de fondant. Seguimos cubriendo nuestro dummie (es un bizcocho de porexpan muy útil para practicar y hacer tartas modelo, pues no se estropea).

Cubriendo el dummie

Después, seguimos cubriendo el bizcocho con fondant, le insertamos unos palos de plástico (para que al montarla no se hunda) y montamos nuestras tartas.

Nuestras tartas a medio montar

Ya después de comer, hicimos las flores (una peonia que podía ir abierta o cerrada) con pasta de goma y las dejamos secar.

Formando los pétalos

OJO! La flor no se puede comer de un bocado! En el interior hay una bola de porexpan! ;)

Mi flor secando

Decoramos nuestras tartas con glasa, en este punto aprendimos diferentes decoraciones y cada una pudo escoger el resultado final de su tarta. En el piso de abajo, marqué una rosa y la decoré con glasa utilizando la técnica del brush embroidery (se trata de arrastrar las líneas de glasa utilizando un pincel húmedo). Alrededor, hice unos puntitos, cuyo resultado final me encantó (parecen mini perlas).

Detalle de la técnica del brush embroidery (Mi primera vez, tengo que practicar)

En el piso de arriba quise practicar las guirnaldas, hice una simple para no cargar mucho la tarta y las rematé con tres puntitos para seguir un poco con la idea del piso inferior. Finalmente, colocamos nuestras peonias y unos pétalos y la rematamos con una cinta de raso alrededor de la base.
Con mis compañeras de curso
Como veis, un curso muy completo! La única pega es que no pude saludar a Ari, que todavía se está recuperando de un accidente que sufrió y a la que aprovecho para mandarle ánimos!

Orgullosa saliendo del taller
Pero éste no es el único curso al que he asistido últimamente. También hice uno con Sílvia de Noma Cake's, de tartas con bordes perfectos y asistí a un taller de croissants de mantequilla en la panadería Turris, con Xavier Barriga. Pero estos cursos vendrán en entradas siguientes...

Un beso!

Naroa





Apple Pie

martes, 4 de febrero de 2014

Hola a todos!



Antes de empezar con la receta, os cuento que el viernes estuve en la presentación de el libro "Las Recetas de la Felicidad", de Sandra Mangas, en La Casa del Libro. Una hora antes ya tenía mi sitio y, como todas las que llegaron una hora antes, veníamos entrenadas de la última presentación de Alma Obregón. Hasta el momento, sólo seguía su blog, La Receta de la Felicidad, pero aproveché el momento para comprar su libro y llevarmelo firmado. Os recomiendo ambas cosas, su libro y su blog, encontraréis recetas clásicas a las que ha conseguido dar un enfoque divertido, sorprendente, moderno y, además, fácil! La felicito por su presentación, por hacernos pasar una buena tarde y por invitarnos a merendar. Sí, también tengo que felicitar a la pareja de abuelas que animaron la tarde con sus ocurrencias, comentarios y preguntas. Se comieron a palo seco unos azucarillos que Sandra pasó para que vieramos como quedaban y encima de quejaron de lo dulces y duros que estaban! No sé qué esperaban... Y después de que Sandra presentara los dulces que trajo, pareció que no se lo terminaron de creer, pues le preguntaron a la pobre si todo lo había concinado ella... Y alguna más que soltaron! Entre todo, una tarde 10!




Por cierto Sandra, al final no recuerdo cómo quedó el tema de incentivos por traer a la nueva fan y ser la fotógrafa oficial del evento :) Un beso de Muffin!


Ahora sí, ya voy con la receta de la Apple Pie, sí, en inglés. Porque cuando pienso en tarta de manzana me viene a la cabeza el hojaldre, la crema y la manzana, y no es lo mismo! Esto es una Apple Pie típica americana!


Este dulce es mi favorito. No sé si lo he comentado en el blog, pero hace unos años tuve la grandísima suerte de estudiar mi último año de carrera en Estados Unidos, en la University of West Florida, Pensacola. Creo que cada día pienso en ese año tan perfecto que pasé allí, siempre hay algo o alguien que me recuerda a algun momento de los que viví. Cuando preparo la Apple Pie me acuerdo de la mejor que he comido en mi vida. Bueno, quizás no sea la mejor, pero es de la que mejor recuerdo tengo. Nos veo perfectamente sentados en el Denny's 24h de la Olive Road, en una de las mesas que daba a la calle, después de una noche de fiesta, por lo que debían ser las 3 o las 4 de la mañana, y nos pedimos esa Apple Pie, recalentada al micro, con helado de vainilla, y nos supo a gloria! Era todo tan auténtico! Con la señora pasando el café aguachurri en jarra por las mesas, con su pequeño delantal y nosotros, seguramente, arreglando el mundo! 


La base de la Apple Pie es masa brisa o quebrada y la podéis comprar hecha, pero hacerla es un momento y desde que descubrí que además es facilísima siempre la hago yo. La saqué de este blog  básicamente por dos razones: no usa huevo y, la más importante, no te ensucias ni las manos!




El relleno va un poco a gustos, podéis usar las manzanas que más os gusten o combinarlas. Las especias también van un poco a gustos, tenéis que hacer lo que hago yo: coger la idea principal y adaptarla a vuestros gustos (o a lo que tengáis en casa en ese momento).


Ingredientes

Para la masa quebrada
200g de harina
100g de mantequilla fría cortada a cuadraditos
2 cucharadas de azúcar
Una pizca de sal
5 cucharadas de agua muy fría

Para el relleno
3 manzanas (yo puse dos dulces y una ácida)
2 cucharadas de azúcar moreno
1 cucharada de maicena
1 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de jengibre
1/2 cucharadita de nuez moscada
La ralladura de un limón y su jugo
Mantequilla cortada a cuadraditos

Preparación


  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Ponemos la harina, la sal y el azúcar en el accesorio picador de la mini pimer y mezclamos. Añadimos los cuadraditos de mantequilla bien fríos (podemos guardarlos en el congelador mientras preparamos los ingredientes para la receta) y mezclamos hasta que tenga una textura como de arena gruesa. 
  • Añadimos dos cucharadas de agua MUY FRÍA y mezclamos, seguimos añadiendo cucharadas de agua y mezclando hasta que la masa se separe de las paredes de la picadora. Yo siempre le añado las 5 cucharadas de agua. 
  • Formamos una bola y la envolvemos con papel film. Refrigeramos durante 30 minutos. Pasado el tiempo, la estiramos con el rodillo entre dos hojas de papel de horenar y la colocamos en el molde. Cortamos la masa a ras de molde y guardamos los recortes. Reservamos en la nevera.
  • Preparamos el relleno pelando y cortando las manzanas en trozos pequeños. Las ponemos en un bol y añadimos el zumo de limón, el azúcar moreno, la canela, el jengibre, la nuez moscada, la ralladura de limón y la maicena. Mezclamos todo y dejamos reposar 5 minutos. 
  • Sacamos la masa de la nevera y rellenamos con la mezcla de manzana y ponemos unos cuadraditos de mantequilla por encima. Estiramos los recortes que han sobrado de la masa y hacemos tiras que pasaremos por encima de la tarta de lado a lado. También podéis cubrir la tarta entera doblando las cantidades de la masa, en este caso no os olvidéis de hacer un agujero en el centro para que salga el vapor.  
  • Horneamos unos 30 minutos (el tiempo se incrementará si cubrís la tarta entera con masa). No os paséis como yo, que se me tostó un poco :) Esta vez, no la pinté con huevo, utilicé leche y no me convenció el resultado. Me gusta mucho más pintada con huevo, queda brillante y menos seca.




También podéis hacer versiones como hice en Otoño utilizando cortadores de galleta en forma de corazón o utilizando la bandeja de hornear cupcakes para hacer mini Apple Pies. 




Espero que os animéis a hacerla!

Naroa