Paco Baby Shower

martes, 18 de marzo de 2014

Hola a todos!


El día 8 de Marzo celebramos el Baby Shower de Paco, el bebé de Natàlia y Paco (padre). Me encantó organizarlo junto con Joana, su abuela, disfrutamos mucho pensando cada uno de los detalles y al final, el conjunto, quedó precioso. Tenía muchas ganas de poder organizar algo así, de una idea a un evento, pasando por diseñar toda la parte gráfica (invitaciones, carteles, etiquetas), la comida, las actividades y, finalmente, la presentación. 


El tema del Baby Shower fue el título de la mítica canción romántica "Baby, it's Cold Outside". Utilizamos el azul cielo en los fondos y el azul marino para la tipografía y dimos unos toques decorativos con copos de nieve en blanco. En principio, se iba a celebrar en Febrero, uno de los meses más fríos del año (sobretodo en Vic!), pero al final la fiesta se retrasó hasta Marzo, con las primeras pinceladas de primavera. 


Lo primero que hicimos fue crear un grupo de Whatsapp y enviar allí la invitación. A partir de la invitación diseñé toda la parte de cartelería y complementos de papel que iban a acompañar la fiesta. Decidimos qué actividades ibamos a hacer en la fiesta, qué pondríamos para comer y qué complementos íbamos a comprar. Nos repartimos las tareas con Joana y cada una se puso a trabajar en lo suyo, aunque siempre en contacto para que todo estuviera conjuntado. Finalmente quedó así:

Dulces:
  • Cupcakes de chocolate con buttercream de vainilla
  • Galletas de vainilla
  • Cake pops de chocolate (Rosa, la hermana de Joana, se encargó de los Cake pops. Gracias Rosa por aparecer en el último momento, creo que los cake pops me hubieran vuelto loca!)
  • Chucherías (nubes de coco y normales, dientes, estrellas, chupetes y corazones)
  • Pastel con bizcocho de vainilla, mermelada de arándanos y buttercream de fresa


Salado:
  • Bocadillos de jamón
  • Bocadillos de longaniza


Bebida:
  • Zumo de naranja natural 
  • Refrescos


Actividades:
  • Dedicatorias en globos de helio
  • Pintar un body con rotuladores para tela
  • Escribir consejos para Natalia y deseos para Paco en un libro


Detalle/Recordatorio:
  • Galleta decorada con el nombre de Paco y etiqueta agradeciendo la asistencia


Cupcakes

Cake pops

Galletas de vainilla

Cartel para chucherías

Chucherías




Bolsitas para coger dules

Bizcocho de vainilla, mermelada de arandanos y buttercream de fresa

Bebé de fondant

Detalle del culete

Corte del pastel

Estación de actividades

Cartel para pintar el body

Todos los bodies terminados

Mi pequeña creación

Parte trasera
Todas entretenidas con las actividades

Libro de consejos y deseos


Detalles de recuerdo


Espero que esta entrada os haya gustado, es la que he preparado con más ilusión. 

Besos, 

Naroa 


*Natàlia, fa molt anys que ens coneixem. Tan diferents i tan unides. Sempre t'he considerat una bona amiga, però el dia que vas aparèixer allà a l'aerport em vas demostrar el significat més pur de la paraula AMISTAT. No trobo les paraules per expressar com d'important va ser aquell moment de recolzament, com et necessitava allà sense saber-ho. Gràcies per deixar-me formar part d'aquests mesos d'espera. T'esitmo molt, a tu i a la teva família, que ja m'he fet meva, que sempre m'ho heu donat tot.

**Joana, gràcies per aquests mesos de preparacions, riures, nervis i emocions. Formem un gran equip i, qui sap? Potser sigui la primera de moltes aventures plegades. 

Amor de abuela :)


Batido de Jengibre y Dátiles

miércoles, 12 de marzo de 2014


Hace un año dejé de comer carne. Yo era una niña atípica para las comidas. Siempre que salíamos con mis padres pedía el mismo menú: un buen bistec de ternera y una ensalada. Lo de los macarrones con tomate no era lo mío... 


Hace un año que aguanto comentarios de todo tipo: "Te has vuelto rara", "Estas sonada", "Me parece una estupidez", "Te van a faltar proteínas", "La carne es necesaria", entre muuuuchos otros. A veces me explico, les intento hacer entender mi punto de vista (que no es lo mismo que imponerles que dejen de comer carne). Otras veces me callo, porque cuando me dicen que me he vuelto loca me dan ganas de mandarlos a paseo (aunque seguramente les mandara a otro sitio más feo).


No, no me he vuelto loca, ni soy rara, ni es una estupidez, ni me van a faltar proteínas, ni la carne es necesaria. Siempre he sido una gran amante de los animales y, poco a poco, me he ido informando sobre el tema. Hace años que lo pensaba y al independizarme he encontrado el momento adecuado. La verdad es que no ha sido un gran esfuerzo (lo es más para mi familia que no terminan de aceptarlo) y sé que es sólo el principio. Sé que terminaré siendo vegetariana porque la idea es dejar también de comer pescado (pero tengo miedo de contárselo a mi madre que ya puso el grito en el cielo cuando dejé la carne!). 


Os cuento todo esto porque la receta que os traigo hoy es vegana. No sé cómo terminé en este blog, pero me encanta. Se llama Green Kitchen Stories y lo escribe una pareja de Estocolmo, David y Luise, aunque también les ayuda su hija Elsa, de 5 años. Los tres son vegetarianos y lo que hizo que me quedara en su blog es la sencillez de sus recetas, no hay ingredientes raros, son fáciles y muchas veces te aconsejan ingredientes substitutivos que van muy bien cuando decides hacer la receta sin mirar antes tu nevera. 


La receta que os traigo se basa en su Gingerbread Shake, aunque yo, como es habitual en mí, la adapté a mi despensa.




Batido de Jengibre y Dátiles

Ingredientes (para dos batidos)
  • 500ml o 2 tazas de leche de almendras 
  • 4 dátiles deshuesados
  • 1 cucharadita de canela (más un poco para espolvorear)
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1/2 cucharadita de clavo molido



Preparación
  • Batir todos los ingredientes hasta que la mezcla esté suave. Si tenéis la típica batidora de vaso mejor, aunque yo no la tengo y uso una picadora o la minipimer
  • Calentar la mezcla, repartirla en dos vasos y espolvorear canela antes de servir. 






Estos suecos, que son "mu echaos pa' lante" con el tema del frío, lo preparan con hielo, tipo smoothie, pero a mí, en una tarde de invierno, me apetece más beberlo calentito. Además, el calor realza los sabores de la canela y el jengibre y el batido tiene un punto picante. A mí me gusta mucho, me recuerda a las ferias navideñas, pero es que yo soy muy fan de las especias!


Espero que lo preparéis, porque si las otras recetas eran fáciles, ésta es facilísima! 

Un beso, 

Naroa

Más información sobre vegetarianismo:
The Vegetarian Society